Creación de empleo: ¿competencia o voluntad?

Encuentro con la plataforma "Otro Ayuntamiento Es Posible"

Encuentro con la plataforma «Otro Ayuntamiento Es Posible»

Para el Pleno de hoy hemos presentado una moción con un eje central muy claro: el empleo. En campaña hemos estado defendiendo que el empleo debe ser la prioridad para el gobierno municipal, así que llegado el primer Pleno ordinario de este mandato… no podía faltar esta moción. Las propuestas han salido de nuestro propio programa electoral y de las reuniones que hemos mantenido este primer mes con sindicatos y secciones sindicales del Ayuntamiento.

Hay que grabarse a fuego esta cifra: 84.470 personas en desempleo.

El último dictamen del CESS pone de manifiesto que el último año “ha estado enmarcado por políticas de ajustes puestas en marcha por el gobierno municipal (del Partido Popular). Todo ello ha impedido el desarrollo de políticas generadoras de empleo y actividad económica en la ciudad con efectos negativos en las empresas y en la ciudadanía en general”.

¿Qué ha hecho el Ayuntamiento en estos últimos cuatro años? Según el mismo dictamen del CESS: “El año 2014 en materia de mercado de trabajo se ha venido caracterizando por una actitud pasiva en cuanto a la iniciativa pública, con la excepción de la puesta en marcha de los Planes de empleo de la Junta de Andalucía…” Que ya sabemos cómo se gestionaron (sobre todo el de Emplea Joven): con un Delegado de Fiestas Mayores y otras cosas desaparecido en combate y con un silencio cómplice del PSOE (por aquél entonces en la oposición pero, y aquí la clave, en el gobierno de la Junta).

Ni brotes verdes (como decía Zapatero), ni raíces vigorosas (como dice Rajoy)… no se ve la luz al final de este túnel.

Los últimos cuatro años han sido desastrosos, el Ayuntamiento ha actuado como un mero espectador frente al drama del paro. El anterior gobierno no sólo es responsable del aumento del paro por omisión, también lo es por su propia acción. Ostentando el dudoso honor de haberse convertido en el empleador público que más puestos de trabajo ha destruido en Sevilla a lo largo de estos años.

Se deben acabar los gobiernos que tiran balones fuera, que echan la culpa a otras administraciones. Los sevillanos y sevillanas no se lo merecen. Un gobierno municipal que sea un agente activo en la creación de empleo.

El marco programático firmado con Izquierda Unida gracias al cual Espadas es alcalde dice, textualmente: “El DERECHO AL TRABAJO se ha convertido en un bien escaso, en manos exclusivas de las empresas privadas ante el abandono incomprensible del poder público para intervenir y así corregir la enorme asimetría favorable al empresario frente al trabajador”.

Encuentro con CCOO Sevilla

Encuentro con CCOO Sevilla

No se trata de engañar a nadie. Por eso hay que dejar claro el limitado margen de los ayuntamientos en esta materia y nuestro rechazo a que eso sea así. Los Ayuntamientos como institución más cercana al ciudadano deberían tener más competencias… aunque la tendencia es la contraria por culpa del Partido Popular. Debido a la existencia de una Ley que quiere acabar con los Ayuntamientos elaborada por un Ministro, sí… perteneciente al Gobierno de España, sí… pero del Partido Popular.

¿Nos cruzamos de brazos? Pues no… la clave no está en las competencias, está en querer hacerlo y en tener voluntad política para ello.

Por eso hemos presentado una moción con 10 acuerdos: algunas medidas concretas y otras más globales.

  • Solicitamos que se recuperen los Centros de Formación y Empleo para la inserción sociolaboral. Gracias a Izquierda Unida se construyeron 6 centros en la ciudad, que el Partido Popular ha convertido en simples oficinas en los últimos cuatro años.
  • Solicitamos que se mantenga el programa del Bonobús Solidario ampliándose a un carácter metropolitano, para facilitar la búsqueda de empleo en polígonos y municipios a las afueras de la ciudad.

Más allá de medidas para la inserción laboral o el fomento del empleo, la situación actual de emergencia social nos obliga a ser mucho más valientes:

  • Solicitamos la constitución de una mesa de trabajo participativo que elabore un Plan de Empleo Municipal para el período 2016-2019.
  • Y de forma urgente, un Plan Extraordinario para parados y paradas de familias sin ingresos para después del verano. Señor Espadas, póngase las pilas y busque debajo de las piedras si es necesario.

En muchos barrios de nuestra ciudad la situación es de alarma social, me acuerdo en este momento de las 2748 familias que sobreviven sin ingresos en el Polígono Sur. A esta población debe ir destinado los planes propios que se pongan en marcha desde el Ayuntamiento, y medidas de más largo recorrido:

  • Por eso solicitamos que se encargue a los servicios técnicos municipales a redactar unas cláusulas de contenido social, laboral y medioambiental para incluirse en los pliegos de contratación. Algo en lo que mi fuerza política fue pionera a nivel estatal desde este Ayuntamiento y que ha sido demandado hasta la saciedad en los últimos cuatro años.
Encuentro con la sección sindical de UGT en el Ayuntamiento

Encuentro con la sección sindical de UGT en el Ayuntamiento

Las vacantes del Ayuntamiento merecen mención a parte. Hemos solicitado ya a la Delegación de Hacienda y Administración Pública, a través de la Comisión de Ruegos y Preguntas, que nos informe sobre la situación actual de la RPT, del número de puestos sin cubrir existentes. El actual Alcalde anunció que una de sus primeras decisiones sería llevar a cabo un plan especial de cobertura de vacantes a través de la bolsa de empleo municipal. «No puede haber cientos de personas en la bolsa esperando su oportunidad para incorporarse a su puesto de trabajo, y al mismo tiempo servicios sin atender”, decía el Alcalde el pasado mayo.

  • Por eso solicitamos que se calendarice la recuperación del máximo de plazas vacantes en el Ayuntamiento. Queremos que se haga la luz sobre este tema y se adquieran compromisos (cifras y fechas).

Aún con todas estas medidas, no sería suficiente. El gobierno local debe abanderar la lucha por el empleo digno y de calidad: ser también un agente activo en pro de la salud, de la seguridad y de los derechos de los y las trabajadoras. Por ello solicitamos:

  • Que se ponga en marcha un Observatorio por el Empleo, con la participación de todos los grupos políticos así como de organizaciones ciudadanas, sindicales, sociales o empresariales. El objetivo: hacer frente a las desastrosas reformas laborales (las del PSOE y las del PP) y crear sinergias para desterrar el empleo precario de nuestra ciudad.
  • Y por último, solicitamos que se restablezca el Pacto por la Seguridad y la Salud Laboral. Suscrito en su momento entre el Ayuntamiento, los sindicatos y CEPES… y liquidado por el anterior Gobierno Municipal. Y aprovecho para recordar, a todos los compañeros del Ayuntamiento, que por acuerdo plenario se convoca un minuto de silencio cada vez que un trabajador o trabajadora fallece en el tajo en nuestra Comunidad Autónoma. A las 12, en la puerta del Ayuntamiento.
Minuto de silencio por la muerte de un trabajador

Minuto de silencio por la muerte de un trabajador

En definitiva, y resumiendo, 10 acuerdos que deben ser objeto de negociación, de debate, de participación para que, una vez incorporados en la acción de gobierno, se acompañen de su presupuesto, de sus plazos y de su continua evaluación.

Desde Izquierda Unida estamos satisfechos por la aprobación de la moción y esperamos que se pongan en marcha los acuerdos de forma inmediata. Tenemos la oportunidad de escenificar que, de verdad, ha habido un cambio. Pues  hay problemas que no dependen de los Ayuntamiento aunque los Ayuntamientos formen parte de su solución.

Una estrategia de movilidad de largo recorrido

Zoido y la movilidad ¿sostenible?

Quizás pocos se acuerden que en 2012, el gobierno de Zoido aprobó el «Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Sevilla», un plan como el que tiene un tio en Graná…

Lo primero a destacar, que fue un plan aprobado mediante Resolución del Delegado de Seguridad y Movilidad con fecha de 26 de junio de 2012 con caracter de urgencia… es decir, sin abrir canales de participación con la ciudadanía.

Y lo segundo, que no se llevó a cabo… que tal como el Delegado lo firmó, lo guardó en el cajón para dormir el sueño de los justos. Movilidad y Zoido son dos palabras que no cuadran del todo bien, al menos si hablamos de movilidad sostenible. No se conocen muchas actuaciones del anterior equipo de gobierno más allá de la derogación del Plan Centro y de empecinamientos varios por macroinfraestructuras… lo que le daban vidilla para su enfrentamiento con la Junta de Andalucía.

Zoido junto a los dos delegados de Movilidad de su mandato: Juan Bueno (izqda) y Demetrio Cabello (dcha)

Zoido junto a los dos delegados de Movilidad de su mandato: Juan Bueno (izqda) y Demetrio Cabello (dcha)

Años después, en octubre de 2014, el Consejo Económico y Social de Sevilla (CESS) aprobaba un dictamen sobre la movilidad sostenible en la ciudad criticando, en primer lugar, la falta de participación social en las políticas de movilidad: «se echa en falta la apuesta decidida por un cambio de modelo, que hay que empezar por definir y desde un proceso participativo».

Dicho dictamen del CESS supone una enmienda a la totalidad a la política obsoleta y desfasada que el Partido Popular se empeñó en llevar a cabo en esta materia. Se recogen diversas propuestas sobradamente conocidas pero que nadie ha puesto en marcha: ampliación de carriles bus, ampliación del Cercanías hasta Blas Infante, Autobuses de Tránsito Rápido, mantenimiento del carril bici, prioridades semafóricas, itinerarios peatonales…

Curioso el voto particular del Partido Popular al dictamen al negarse a aceptar las críticas por la falta de mantenimiento de los carriles bici durante la etapa de Zoido. Una falta de mantenimiento que es visible, notoria y muy criticada… pero que el PP siempre ha negado poniendo como argumento cantidades de dinero presupuestadas y adjudicadas. ¿Dónde se gastaron? ¿Llegaron esos cientos de miles de euros a su propósito? Basta mirar a nuestro alrededor… y a los rankigns de movilidad en bicicleta, donde hemos bajado de forma estrepitosa.

Las prisas y anuncios de Espadas

En los primeros días de la era Espadas, como no podía ser de otra forma, ya ha habido diversos anuncios relativos a la movilidad. El equipo de gobierno huye, como gato del agua, del término «Plan Centro»… y hablan de consenso, sin aclarar el tema mucho más.

El delegado de Seguridad, Tráfico y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, anunció en la Cadena Ser que pondrán en marcha un plan integral para la movilidad en el Casco Antiguo… con algunas declaraciones contradictorias que se pueden escuchar aquí. Ni multas, ni prohibir el acceso al tráfico privado… ni todo lo contrario.

Cabrera (a la izquierda) junto a Juan Espadas

Juan Carlos Cabrera (a la izquierda) junto a Juan Espadas

Cabrera apuesta por retomar la movilidad «que llamamos sostenible» impulsando la bicicleta, aunque de forma dubitativa: «Oficina de la Bicicleta sí, claro… habrá que verlo».

Según EuropaPress, Juan Espadas se encuentraría elaborando «una estrategia integral de movilidad sostenible para la ciudad, contando con el centro como una de las áreas de actuación estratégica». Plantea la construcción de aparcamientos en el entorno al centro y, en concreto, habla de uno en Torneo.

¿Un parking en Torneo? Aunque lo contemple el PGOU, que lo contempla en el entorno de la Barqueta, no haría más que provocar un efecto llamada de coches hacia el casco histórico (similar al aparcamiento de la Gavidia). Nos conocemos: unas vueltas en el coche por calles estrechas ya saturadas «por si acaso encuento algo… si no, ya lo meto en el parking». En ningún caso se trataría de un parking disuasorio, sino de un parking que atraería más tráfico al centro.

Por lo demás, anuncios dispares y a golpe de micrófono. Lo último, micropeatonalizaciones de espacios a lo largo de la ciudad… y a la vez que anuncia esto, dice que «no quiere alimentar más culebrones en la ciudad». Al menos hasta que le vuelvan a poner un  micrófono por delante.

Una planificación de largo recorrido y participada

Lo que hace falta lo decía el CESS en 2014: necesitamos un modelo, pero primero tenemos que saber qué queremos hacer… y tenemos que llegar a esa respuesta a través de un amplio proceso de participación. No sólo se trata de llegar al consenso, sino de cómo llegamos a él.

El proceso, en este caso, juega un papel fundamental y puede ser un factor clave para construir una estrategia que perdure en el tiempo; que los vecinos y vecinas hagan suyo el modelo y que no dependa únicamente del color del gobierno en cada momento.

En 2011, tras la eliminación del Plan Centro, surgió el Foro por la Movilidad Sostenible con más de 30 entidades en su seno con le objetivo de dialogar con el gobierno de Zoido… pero ya sabemos que «Zoido» y «diálogo» eran como el agua y el aceite. Ese es el camino, entidades de diferente índole que se organizan para hablar, debatir y llegar a conclusiones: participación ciudadana.

Tras cuatro años sin modelo de ciudad y, por tanto, sin modelo de movilidad, no podemos correr el riesgo de caer en las prisas, en los titulares vacíos de prensa y en los mega-planes de cientos de páginas firmadas por técnicos de mucho prestigio. Tampoco podemos quedarnos en la búsqueda de consensos sin más, en sentarnos con vecinos y comerciantes de determinada zona para que ninguno se enfade… se trata de construir entre todos una estrategia de largo recorrido: que perdure en el tiempo, que llegue a conclusiones tras un foro abierto a la participación y que no sólo contemple el casco histórico y la Cartuja.

Hablamos de modelo de ciudad: los barrios, la zona metropolitana o los polígonos industriales también necesitan su estudio y la toma de decisiones concretas «haciendo de Sevilla una referencia medioambiental del sur del sur de Europa promoviendo la sostenibilidad en la movilidad con la adecuación del viario a las personas y el fomento del transporte público y la bicicleta» (Acuerdo IU-PSOE «Para Sevilla Queremos», 2015).

Encuentro con Ecologistas en Acción

Encuentro con Ecologistas en Acción

La Asociación Vecinal del Casco Norte «La Revuelta» publicó hace poco en su blog una entrada donde criticaba que el gobierno de Espadas haya empezado «por decir en vez de por escuchar». En el texto, titulado «Planificar en común», se propone que «políticos y técnicos por un lado y ciudadanía por otro han de escucharse y trabajar conjuntamente. No se trata de opinar sobre el plato cocinado, sino de compartir la cocina».

Otras entidades como Ecologistas en Acción, que ni son asociación de vecinos ni asociación de comerciantes, reclaman participar en esta estrategia… y con toda la razón del mundo. Se trataría de convertir la participación ciudadana en el eje vertebral de toda acción política desde el convencimiento de que a mayor participación, mayor democracia.

Resumiendo: la urgencia de un plan de movilidad para Sevilla es obvia, la necesidad de implicar al resto de administraciones también… y la de implicar a cuantos más vecinos y organizaciones de la ciudad se convierte casi en una obligación. Aunque el camino sea largo, seguro que llegamos a un mejor resultado.

El negocio del aceite

20150710_075924El gobierno de Zoido adjudicó en 2013 el servicio de recogida de aceites usados a una única empresa. Un monopolio impuesto por el Partido Popular para garantizar el «pelotazo» en el reciclaje de este residuo.

Un negocio redondo: una adjudicación de unos 112.500€ al año donde la empresa (Bionuniversal S.L.) saca un beneficio anual de 4,5 millones de euros.

Izquierda Unida ya denunció este contrato por tratarse de «un monopolio de dudosa legalidad» y llamó la atención sobre el hecho de que otros ayuntamientos donde gobierna el PP también hubiesen adjudicado a Biouniversal el mismo negocio: es el caso de Cádiz, San Fernando o Puerto Real.

bionuniversal

El ex delegado Maximiliano Vilchez (segundo izq.) presenta el sistema de recogida aceite para domicilios

Zoido aprobó la norma que obliga a entregar el aceite usado a una única empresa con los votos en contra de toda la oposición, incluso con la posición en contra de los hosteleros y de la Asociación de Gestores de Residuos de Aceites y Grasas Comestibles (Geregras) quien llevó el asunto a los tribunales al considerar que la norma estaba en contra del principio de libre competencia del mercado.

La firma del contrato tuvo su correspondiente acto institucional, con sus correspondientes fotos… algo a lo que el equipo de Zoido estaba más que aconstumbrados. Los contenedores de aceite fueron repartidos por la ciudad con la marca de Lipasam junto a la de la empresa privada (cuando en realidad Lipasam había externalizado por completo el servicio… pero por si acaso alguien pica).

Ahora el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía le da un nuevo varapalo al exalcalde Zoido (y eso que era juez) y anula dicho monopolio. Según el TSJA, Lipasam recoge «la problemática de la generación de aceites vegetales usados (…). Pero no contiene referencia alguna a la mayor eficiencia y eficacia en dicha forma de gestión».

Como en otras ocasiones, el PP defiende la legalidad del contrato aunque aboga por acatar la sentencia (¡faltaría más!) y Juan Espadas anuncia que cambiará el sistema de recogida de aceites (¿alguien va contabilizando los anuncios del nuevo alcalde?).

Es el momento. «Remunicipalizar y defender los servicios públicos» es uno de los acuerdos recogidos en el marco programático firmado entre IU y PSOE. Es el momento de recuperar este servicio para lo público, es el momento de gestionar el reciclaje del aceite usado desde la propia Lipasam.

No sólo se trata de rescatar algo privatizado sino de la oportunidad de crear nuevas vías de financiación para las empresas públicas, algo demandado por los propios trabajadores que ven, como cada vez más, se externalizan servicios y se debilita una empresa que es de todos los sevillanos.

Conil, el esfuerzo colectivo

Portada del libro

Portada del libro

Durante la campaña electoral tuve la oportunidad de presentar el libro «Conil, el esfuerzo colectivo», junto a su autor (el ex-alcalde de dicha localidad, Antonio Roldán) y junto a José Chamizo (ex-Defensor del Pueblo Andaluz), en el trascurso de la Feria del Libro de Sevilla.

En el libro se habla, sin tapujos, de «izquierda»… en este terremoto político en el que vivimos, donde lo viejo no termina de morir y lo nuevo no termina de nacer, esta ruleta rusa en la que cuesta explicarse las razones de algunas cosas, muchos se cuestionan qué significa ser de izquierda.

Ser de izquierda es, como en Los Palacios, recoger un Ayuntamiento en ruina donde se gastaban el dinero en trajes de flamenca, y darle la vuelta a la situación… encerrarse con los vecinos y vecinas para conseguir una financiación justa.

Ser de izquierda es, como en La Roda de Andalucía, estar con los pies en la tierra y preocuparse por las necesidades de la gente… garantizando el derecho a la alimentación desde el gobierno municipal.

Ser de izquierda es, como en Peligros, garantizar el derecho a la vivienda… no ser neutral frente a la usura de los bancos y estar siempre con las familias que lo están pasando mal.

Ser de izquierda es, como en Archidona, Alameda o en esta propia ciudad antes de la era Zoido, dar la oportunidad a los vecinos para que decidan dónde gastar el dinero público y fijar cuáles son las prioridades.

¿Qué tienen en común todos estos municipios? Gobiernos de izquierda, gobiernos de Izquierda Unida.

El título del libro, es una declaración de intenciones… porque hay que tenerlo claro: nada es posible sin el pueblo, nada es posible sin el esfuerzo colectivo. Sin que la gente se politice y haga suyos los gobiernos, no habrá transformación real de esta sociedad.

Conil es la oveja negra, o la oveja roja, dentro de ese rebaño de pueblos costeros en pleno boom del ladrillo. No era lo usual convertir terreno urbanizable en suelo protegido. Ni usual… ni casual, como dice el propio Antonio Roldán, “no fue el calentón de una noche de verano o una ocurrencia momentánea sino que obedecía a un proyecto político de transformación de la realidad de Conil”.

Conil ha demostrado que se puede gobernar de otra forma, que la izquierda no es una simple etiqueta sino estar al lado de los que lo pasan mal y gobernar para una mayoría. Quien piense que todos los políticos son iguales, que no hay ni izquierda ni derecha, debe conocer Conil: lo que allí se hizo y lo que allí se hace.

Conil ha demostrado que se puede plantar cara a los poderes de Administraciones más poderosas que un Ayuntamiento y que se situaron al lado de los poderosos. Que un alcalde puede ser un David y vencer a Goliath. Que es posible «poner el cemento al servicio de la gente» y no al revés. Que se puede construir vivienda pública protegida para que el derecho a techo sea un derecho universal y asequible a todo el mundo. Conil es el ejemplo vivo de que se puede gestionar lo público desde lo público. Es el ejemplo vivo de la participación ciudadana como forma de entender la política, con el objetivo de “gobernar obedeciendo”.

Como dice el autor, en Conil se ha demostrado que la regla de oro de los gobernantes debe ser levantarse cada día pensando en el pan, el trabajo y el techo, que no es otra cosa que garantizar una vida digna a todos los vecinos y vecinas.

Durante la campaña electoral, cuando hablaba con nuestros militantes y con los vecinos de “ayuntamientos valientes”, pensaba en Conil (y en otros tantos pueblos gobernados por IU). Cuando hablo de un alcalde con voluntad política frente a competencias pienso en Antonio (y en otros tantos compañeros y compañeras).

conil

Imagen de la presentación en la Feria del Libro de Sevilla. En el centro, Antonio Roldán.

Lo dije en la presentación del libro… lo vuelvo ahora a escribir para que no caiga en el olvido: Gracias, Antonio. Gracias, porque no sabes lo fácil que ha sido ser candidato de Izquierda Unida con espejos al que mirarte como el tuyo. Hombres y mujeres de izquierda, de Izquierda Unida, que se levantan cada mañana para construir con sus vecinos y vecinas otra realidad. Hombres y mujeres que creen en los imposibles, porque van y lo hacen.

Os animo a leer esta historia sobre Conil, que no es otra cosa que la historia sobre las utopías posibles, el manual del “sí se puede”. Un claro revés a los que dicen que todos los políticos son iguales. Un manual para los hombres y mujeres que, desde la izquierda y sin ambigüedades, queremos transformar la sociedad desde los concreto, desde nuestras ciudades y pueblos.