Preguntas sobre el «patronato» de los jardines históricos

En el programa electoral del PSOE de las últimas elecciones municipales se recogía la puesta en marcha de “un nuevo modelo de gestión en parque María Luisa y Jardines históricos con la creación de un Patronato que permita una mejor organización de los recursos y un trato específico.”

  • ¿Tiene previsto el gobierno municipal reordenar la gestión de los medios propios del Servicio de Parques y Jardines? En caso afirmativo, ¿en qué sentido?
  • ¿Se ha realizado ya algún avance para la creación de ese “patronato”? ¿Cuándo tiene previsto que se ponga en marcha? ¿Quiénes formarían parte del mismo?
  • ¿Qué propuestas se van a llevar a cabo durante este mandato para reforzar la plantilla municipal del Servicio de Parques y Jardines y mejorar sus instalaciones y maquinarias?
  • ¿Contempla el equipo de gobierno alguna privatización de las labores de conservación y mantenimiento en el Parque Amate, Parque de los Príncipes o en el Jardín Americano durante el mandato que ahora comienza?

Descargar la pregunta

El negocio del aceite

20150710_075924El gobierno de Zoido adjudicó en 2013 el servicio de recogida de aceites usados a una única empresa. Un monopolio impuesto por el Partido Popular para garantizar el «pelotazo» en el reciclaje de este residuo.

Un negocio redondo: una adjudicación de unos 112.500€ al año donde la empresa (Bionuniversal S.L.) saca un beneficio anual de 4,5 millones de euros.

Izquierda Unida ya denunció este contrato por tratarse de «un monopolio de dudosa legalidad» y llamó la atención sobre el hecho de que otros ayuntamientos donde gobierna el PP también hubiesen adjudicado a Biouniversal el mismo negocio: es el caso de Cádiz, San Fernando o Puerto Real.

bionuniversal

El ex delegado Maximiliano Vilchez (segundo izq.) presenta el sistema de recogida aceite para domicilios

Zoido aprobó la norma que obliga a entregar el aceite usado a una única empresa con los votos en contra de toda la oposición, incluso con la posición en contra de los hosteleros y de la Asociación de Gestores de Residuos de Aceites y Grasas Comestibles (Geregras) quien llevó el asunto a los tribunales al considerar que la norma estaba en contra del principio de libre competencia del mercado.

La firma del contrato tuvo su correspondiente acto institucional, con sus correspondientes fotos… algo a lo que el equipo de Zoido estaba más que aconstumbrados. Los contenedores de aceite fueron repartidos por la ciudad con la marca de Lipasam junto a la de la empresa privada (cuando en realidad Lipasam había externalizado por completo el servicio… pero por si acaso alguien pica).

Ahora el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía le da un nuevo varapalo al exalcalde Zoido (y eso que era juez) y anula dicho monopolio. Según el TSJA, Lipasam recoge «la problemática de la generación de aceites vegetales usados (…). Pero no contiene referencia alguna a la mayor eficiencia y eficacia en dicha forma de gestión».

Como en otras ocasiones, el PP defiende la legalidad del contrato aunque aboga por acatar la sentencia (¡faltaría más!) y Juan Espadas anuncia que cambiará el sistema de recogida de aceites (¿alguien va contabilizando los anuncios del nuevo alcalde?).

Es el momento. «Remunicipalizar y defender los servicios públicos» es uno de los acuerdos recogidos en el marco programático firmado entre IU y PSOE. Es el momento de recuperar este servicio para lo público, es el momento de gestionar el reciclaje del aceite usado desde la propia Lipasam.

No sólo se trata de rescatar algo privatizado sino de la oportunidad de crear nuevas vías de financiación para las empresas públicas, algo demandado por los propios trabajadores que ven, como cada vez más, se externalizan servicios y se debilita una empresa que es de todos los sevillanos.