Tomar partido

Discurso para la aprobación definitiva de los Presupuestos Municipales de 2022

Buenos días

Lo primero que quisiéramos hacer es agradecer a las derechas la difusión de nuestro acuerdo presupuestario, han demostrado sabérselo de memoria (cosa que valoramos muy positivamente) y también agradecer la preocupación y el alarmismo que han mostrado desde que se hizo público porque demuestra que vamos en la buena dirección.

Con una derecha extrema y una extrema derecha echadas al monte y con el comodín de Ciudadanos descartado, que hubiera o no hubiera presupuesto municipal dependía de nosotros.

La noticia importante de hoy es esa: que Sevilla va a contar con un presupuesto aprobado de forma definitiva y, por tanto, que el gobierno tiene ya todas las herramientas para cumplir los objetivos. Ahora solo falta que no se duerma en los laureles: el objetivo no es aprobar los presupuestos, el objetivo es ejecutarlos.

Agradecer también al equipo de gobierno la disposición a la negociación y que se hayan puesto las pilas en lo poco que llevamos de año. Sigan así. Se ha creado el grupo de trabajo para agilizar las subvenciones municipales y desde Recursos Humanos se ha comenzado a tramitar los nuevos contratos de limpiadores, ha prorrogado los existentes y sigue buscando alternativas para garantizar el servicio público de limpieza en nuestros colegios, porque claramente prorrogarlos durante un mes no es suficiente. 

El acuerdo se firmó con el señor Espadas pero ahora le toca  a usted, señor Muñoz, ser el capitán del equipo. Le compramos casi el 100% de su discurso de investidura y de las entrevistas que está haciendo estos días como nuevo Alcalde. La necesidad de mirar a los barrios olvidados, de diversificar nuestro sector económico, de apostar por la diversidad y la igualdad y de hacer frente al cambio climático, de no caer en el conformismo y abandonar el chovinismo. Chapó por la música, pero nos preocupa la partitura como se suele decir.

No nos engañan, el PSOE no es de fiar, así de claro, por naturaleza… Pero en estos momentos de incertidumbre en los que vivimos, fajarse a negociar el presupuesto (no a cualquier precio ni por hacerse la foto más rápido que nadie) era la opción responsable y correcta.

En estos tiempos convulsos y de incertidumbre, donde las instituciones se parecen más a un gallinero que a otra cosa (gallinero de ganadería intensiva, claro está, de los malos). En estos tiempos que nos ha tocado vivir y representar a los sevillanos y sevillanas, este acuerdo de presupuestos no es la solución a todos los problemas pero sí una herramienta útil y necesaria y una vía a la esperanza.

Como le dije en el Pleno de investidura, señor Muñoz, o la izquierda se entiende y el PSOE cumple lo que firma, o surgirán los monstruos en el claroscuro como decía Gramsci.

Porque cumplir, señores del gobierno, no es cumplir con nuestro Grupo Municipal, es cumplir con los vecinos y vecinas que necesitan (de verdad) todo eso que repite el nuevo Alcalde: una ciudad que funcione, una ciudad que respire, una ciudad que sea inclusiva y una ciudad que desarrolle un nuevo modelo económico. Y con las mismas recetas que hasta ahora, con la misma forma de ejecutar los presupuestos y cumplir los acuerdos que hasta ahora… no se va a notar ese cambio de marca del que tanto presumen. En definitiva, con la misma partitura de siempre, no van a conseguir que la música suene diferente.

Y terminando también con Gramsci, frente a la indiferencia… con nuestro voto afirmativo hoy hemos decidido tomar partido. Señores y señoras del PSOE, ya saben: calienten bien, saquen músculo; si se topan con el interventor, regateen y corran por la banda; no se pasen el balón del uno al otro (que ya les conocemos) si no es para marcar un gol y, sobre todo, cumplan con las reglas del juego.

Publicado en Blog.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.