Una calle para Ocaña

En el Pleno de junio de 2017 se aprobó por unanimidad una moción impulsada por IU para que se rotulara una vía de la ciudad de Sevilla con el nombre de José Pérez Ocaña.

Con motivo del 70 aniversario del nacimiento de Ocaña, diversas entidades sociales, instituciones y organizaciones políticas impulsaron diferentes actos en la memoria de este pintor durante ese año. Entendemos que Sevilla tiene que sumarse al reconocimiento de la memoria de Ocaña, dedicándole una calle a este pintor que tanto amó la libertad, la vida y, por supuesto, a esta ciudad. Consideramos que ese espíritu de tolerancia y de acuerdo en torno a la figura de Ocaña y de lo que representa para nuestra ciudad debe seguir promoviéndose, ya que hablamos de un símbolo de libertad y de amor a la vida.

Dos años después de aquella moción, seguimos sin que se haya aprobado de forma definitiva la nueva calle. El lugar idóneo sería el Distrito Casco Antiguo, mucho más si está cerca de la Alameda de Hércules. Un lugar cargado de simbolismo, ya que Ocaña participó en el primer carnaval de la Alameda, celebrado a comienzos de 1979, donde pronunció un pregón vestido «a la primavera Boticelli», en el que, según declaró, empleó «más de cuarenta metros de tela blanca y cuatro noches sin dormir».

Conociendo que el trámite debe pasar por una Junta Municipal de Distrito, pero dado que ya es un acuerdo plenario (y por tanto del conjunto de la Corporación) y que otras veces ha sido el Gobierno quien lo ha propuesto directamente en el Pleno de un Distrito, registramos ante la Alcaldía en el mandato pasado un escrito con varias opciones para que el Servicio de Estadística diera los pasos necesarios para conseguir más pronto que tarde una calle a José Pérez Ocaña.

Una de las propuestas planteadas hace ya un año en dicho escrito fue el final de la calle Potro junto a la Alameda, que pasó a llamarse a los meses “Plaza Pedro Zerolo”, que nada o poco tienen que ver con Sevilla y la Alameda (¿se pondrán calles según la militancia?). Además hemos visto cómo a pocos meses de las elecciones municipales, al señor Espadas le entró algún tipo de fiebre para regalar calles en el Casco Antiguo al sector más rancio de nuestra ciudad: toreros, párrocos o capataces… pero la calle al pintor de Cantillana aprobada por unanimidad sigue sin rotularse.

¿Qué pasa con la calle a Ocaña?

 

Publicado en Blog, Sevilla y etiquetado , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.