Caminando hacia la Unidad Popular

ahora en comn sevilla
Asamblea de ‘Ahora en Común Sevilla’ en el complejo educativo Blanco White

A nadie se le escapa que la “unidad popular” es un proceso mucho más complejo que la conformación de una candidatura unitaria de cara a unas elecciones.

Si bien es cierto que en ‘Ahora en Común’ están trabajando diferentes colectivos, militantes de partidos y personas no militantes, de cara a un objetivo común que, en la asamblea provincial de Sevilla, quedó claro que era la ruptura democrática de este sistema. Es decir, frente a los que hablan de reformas, de retoques en el sistema… ‘Ahora en Común’ ha apostado por la ruptura, por abrir un proceso participativo que de lugar a una nueva Constitución y a un nuevo orden social donde las personas estén por encima de los intereses empresariales.

Esta declaración no es poca cosa cuando llevamos unos años de restauración donde se están intentado apuntalar los pilares de lo que hasta ahora hemos conocido como España: renovación en la monarquía tras multitud de escándalos, algún que otro banquero que pasa por el banquillo con mucha prensa y pocas sentencias, maquillaje en los dos grandes partidos y surgimiento de nuevas fuerzas que, con una sonrisa profident, vienen a defender los mismos intereses empresariales que el PPSOE.

Frente a esta restauración, la única alternativa es la unidad popular. Y para conseguir esa unidad popular, el primer paso puede ser la constitución de candidaturas unitarias que lleven ese anhelo de ruptura al Congreso de los Diputados.

Frente a candidaturas únicas, centralizadas y jerárquicas; hemos apostado por candidaturas unitarias, participativas y creadas desde la base de cada provincia del Estado. Durante esta semana se está celebrando el proceso de primarias de ‘Ahora en Común’ donde cualquier persona que se inscriba puede decidir el futuro de la candidatura.

Se ha habilitado una web para la inscripción personalizada a través de Internet hasta mañana miércoles 21 de octubre. La votación  online  tendrá lugar los días 23 y 24 de octubre, y la presencial será el domingo 25 de 10 a 20h en mesas que se habilitarán para tal fin a lo largo de la capital y la provincia. Ese mismo día, se podrán inscribir las personas que no lo hayan hecho por Internet para votar presencialmente. Son tres las votaciones a realizar: a la presidencia del Gobierno, al Congreso de los Diputados y al Senado.

Cuarenta personas de la provincia de Sevilla se han registrado para las primarias al Congreso y al Senado; y 9 candidatos para la Presidencia del Gobierno.

CRtBuVEW0AAZZnRDesde aquí, todo mi apoyo a Alberto Garzón para liderar este proyecto y encabezar la lista unitaria que a partir del 21 de diciembre comience a construir ese nuevo país al que aspiramos.

Mi apoyo al compañero de Écija Miguel Ángel Bustamante, maestro de 31 años,  y a Lidia Falcón, presidenta del Partido Feminista de España e incansable luchadora por la igualdad real, que presentan su candidatura para el Congreso.

Y a Alejandro Sánchez y Antonia Capitán para las listas del Senado. El primero, camarada de la capital, profesor de secundaria e historiador. Ella, actualmente concejala de IU en El Saucejo, donde ésta al frente del área de Empleo, Bienestar Social y Mujer.

Hombres y mujeres para que en diciembre salga de las urnas un Gobierno que combata la pobreza, la desigualdad y la miseria provocadas por la crisis económica y la gestión neoliberal del bipartidismo. El verdadero objeto de esta candidatura: el programa. El “para qué” de una candidatura que se propone desalojar al bipartidismo de este país y llevar a cabo transformaciones rupturistas en clave económica, feminista, ecologista y de implicación ciudadana en el porvenir de su país.

Participa, colabora, entre todas y todos construiremos este proceso. No nos quedemos en las primarias, no nos quedemos en la campaña electoral, no nos quedemos en las elecciones. El día 21 de diciembre comienza la verdadera transformación y de la fuerza que tengamos dependerá si hay una simple reforma que afiance lo que ya existe o, en cambio, un proceso de ruptura que nos lleve a un Nuevo País.