Trabajo. Honestidad. Competencia… ¡Gente seria!

Desde Izquierda Unida, hicimos un total de 20 enmiendas que respondían a tres cuestiones: (1) las prioridades que marcamos al gobierno en el mes de noviembre (pan, trabajo, techo, igualdad, solidaridad y apuesta por una ciudad sostenible), (2) las mociones aprobadas y (3) la recogida de propuestas  tras un trabajo participativo con diversos colectivos y asociaciones de la ciudad.

El gobierno ha asumido esas 20 enmiendas en el proyecto que hoy se trae aquí, cosa que nos alegra evidentemente, pero que nos parece insuficiente… y así lo venimos diciendo desde hace días y así lo decidió colectivamente la fuerza política a la que represento, para dar nuestro voto favorable a los presupuestos hace falta que se cumplan tres cuestiones: (1) que se incluyeran nuestras enmiendas, (2) valorar las enmiendas incluidas por otro grupos y (3) ver de dónde se saca el dinero… porque tan importante es lo que se suma como de dónde se resta.

De estas tres premisas, hasta esta mañana sólo conocíamos el cumplimiento de una (que nuestras enmiendas habían sido aceptadas), de las otras dos… acabamos de enterarnos.

Se impide que se voten las enmiendas de dos grupos políticos de este Pleno, algo que no compartimos, algo que nos parece un atentado democrático….no se nos puede olvidar que no hay mayoría en este salón.

Y criticando las formas de este Pleno, añado la crítica a todo el proceso. Se nos dijo “vamos a evitar que pase lo de las ordenanzas fiscales”… y ha pasado lo mismo. Desconcierto, una convocatoria de Pleno que nunca llegaba, unos informes que llegan el día antes por la noche, una negociación entre los grupos municipales y el gobierno que acaba con un “este es el anteproyecto, se lo envío al CESS y ya que cada uno enmiende lo que quiera”… y ahora, para rizar el rizo, no se pueden votar las enmiendas que traen aquí Participa Sevilla y el Partido Popular. Pepe Gotera y Otilio no lo hubiesen hecho peor.

Y mejor no hablar de las últimas tres Juntas de Portavoces… mejor no hablar de eso.

Y pese a esta crítica al gobierno, el agradecimiento de este Grupo al equipo técnico de cada área de gobierno… que se ha sentado con nosotros para explicarnos el proyecto, que nos ha enviado la información que solicitábamos (con mayor o menor rapidez) y que ha estado dispuesto a explicarnos cada una de las partidas del presupuesto.

Con la introducción de nuestras aportaciones hemos conseguido recuperar políticas que convirtieron a esta ciudad en un referente y que habían sido olvidadas en los últimos cuatro años: que el Ayuntamiento se implique para que nadie más muera en el tajo, recuperando al programa de salud y seguridad laboral, o el impulso a las políticas de la bicicleta (entendiendo que no basta con ampliar el carril bici sino que hay que mejorar y ampliar las infraestructuras del sistema al completo) son algunos ejemplos de esa recuperación de políticas.

Con nuestras enmiendas también hemos conseguido que este Ayuntamiento impulse políticas que nunca se habían puesto en marcha en esta ciudad, como un programa propio para la recuperación de la memoria histórica, la puesta en marcha de una emisora pública del taxi, la creación de comisiones vecinales en torno a los grandes parques para una gestión participativa, el reparto proporcional de la publicidad institucional para tener en cuenta a los medios comunitarios, el pago para los suministros mínimos vitales, el bonobús solidario para trabajadores con pocos ingresos o la línea de ayudas para pagar el IBI a las familias con escasos recursos.

El resto de nuestras enmiendas han tenido como objetivo mejorar lo que ya contemplaba el presupuesto: aumentar el crédito destinado al programa de empleo “Sevilla Integra”, aumentar las transferencias a EMVISESA, más dinero para la cooperación al desarrollo, más dinero para la lucha contra la violencia machista para poner en marcha un Plan Integral a nivel de ciudad o aumentar las partidas destinadas a las plazas de abastos o a los polígonos industriales.

Y aún así, nos parece insuficiente… y es que el papel lo aguanta todo. Pero como grupo municipal precavido. vale por dos… trajimos el pasado mes una moción sobre transparencia y seguimiento presupuestario. Exigimos, desde ya, que se ponga en marcha esa comisión de seguimiento… pero no sólo eso, Izquierda Unida prepara ya una batería de preguntas para concretar plazos y métodos en cada una de las propuestas que hemos hecho… y compartimos la preocupación del CESS por la tardanza y la dificultad de ejecución.

Tienen mucho trabajo por delante, señores del Partido Socialista, muchísimo… y este grupo, como desde el principio, estará ojo avizor para que se garantice el cumplimiento de todos los acuerdos que aquí se aprueben.

Hoy no traigo ninguna cita marxista… pero quiero recordar en este Pleno a los camaradas lusos. ¿Saben cuál era el lema del PCP en las últimas elecciones? “Trabajo. Honestidad. Competencia… ¡Gente seria!”

Y es que no nos gusta la política de eslóganes, no compartimos que estos sean los presupuestos del cambio, ni que sean unas cuentas para la gente, ni un presupuesto de todos… y, tampoco, que sean unos presupuestos continuistas de Zoido, eso tampoco lo compartimos.

Estos no son nuestros presupuestos, estos son los presupuestos de un gobierno en minoría y que Izquierda Unida ha sabido condicionar para girarlos hacia la izquierda, hacia las necesidades de la clase trabajadora de esta ciudad.

No nos gusta la política de eslóganes, ni la del espectáculo… el PSOE, Ciudadanos, Podemos están enfrascados en la política espectáculo. El ejemplo está en las negociaciones para decidir quién será el próximo presidente del Gobierno, estos partidos cambian de opinión cada quince minutos…. los que nunca iban a ser vicepresidentes en un gobierno del PSOE ahora ponen eso como línea roja, los que calificaban a Ciudadanos como nueva derecha ahora se sientan con ellos para firmar un acuerdo regresivo, que va contra la mayoría de este país y que pretende cambiar cosas para que nada cambie.

Dicen que “en tiempos de engaño universal decir la verdad es un acto revolucionario”… la postura fácil hubiese sido usar el eslogan de que el pacto entre Espadas y Millán “gira a la derecha el presupuesto”, pero cuando uno mira los cambios que el grupo naranja ha metido en el presupuesto se reafirma la idea de que aquella foto en la Plaza Nueva estaba pensada como antesala a lo que ha pasado en el Congreso de los Diputados… y que era eso, una simple foto.

En este Pleno se ha usado varias veces el término “engañifa”… pues engañifa es decir que se va a bajar un 10% el IBI a los sevillanos, primero porque hace falta que se alineen los astros para ello y, porque aunque Espadas lo ha firmado, los 11 concejales del PSOE no pueden garantizarlo por si solos… igual pasa con las partidas para los años 2017, 2018 o 2019… el PSOE no puede garantizarlos por si solos, ni con los votos de Ciudadanos…

Así que el señor Millán sabrá lo que ha firmado, porque frente al engaño ese de bajar el IBI… lo que sí ha conseguido Izquierda Unida es una línea de ayudas para las familias con pocos recursos, eso no es un juego de artificio para mover por Twitter… eso es una realidad negro sobre blanco en este presupuesto.

¿Por qué digo esto? Decía al principio que para nosotros era fundamental comprobar qué introducían otros grupos en el presupuesto y, en este caso, los seis o siete cambios que mete Ciudadanos no nos preocupa… ya lo que firme con el Alcalde sobre lo humano y lo divino… ellos sabrán.

Y el acercamiento del PSOE a la derecha, a nivel estatal y a nivel local, pues también ellos sabrán lo que hacen.

Decía que lo fácil hubiese sido instalarnos en el NO… o en la ABSTENCIÓN, sacar un eslogan bonito y arreando… ¿pero cuáles son las consecuencias?

Las consecuencias son muchas y muy distintas: dejar tirados a los compañeros de la coordinadora sevillana de ONGs, dejar tiradas a las trabajadoras de los PIM que van a ver ampliada su jornada, dejar abandonada la lucha contra el VIH y a la asociación Adhara, darle la espalda al Foro Taxi Libre, a las propuestas de la asamblea ciclista A Contramano, a los amigos del parque Amate que quiere dar vida a su parque, a las familias a las que se les corta la luz o el agua que se podrían quedar sin el aumento del presupuesto en mínimos vitales, a tantos y tantas jóvenes precarios que se quedarían sin bonobús social, a esas familias que no verían bonificado su IBI, a las víctimas del franquismo que están en las fosas comunes del cementerio, dejar en el olvido a los refugiados, a los colaboradores sociales, a los trabajadores del IMD despedidos, a los medios comunitarios, olvidarnos de La Barzola, de la rehabilitación del Pumarejo o de Alcosa.

Ayer estábamos en un desahucio en la calle Gilena, queremos que esto se acabe… llevamos meses exigiendo una oficina de la vivienda. La postura fácil para el presupuesto, el NO, es el NO a esa oficina, es el NO a la intermediación para evitar que a las familias se les eche de sus casas.

La postura fácil, el NO, es decir NO al ‘Plan Integra’… que nos gustará más o menos pero, por primera vez, este Ayuntamiento dedica fondos propios para solventar el que es el principal problema de la ciudad.

Insistimos en lamentar las formas: el PSOE no ha sabido gestionar su minoría, ha preferido conseguir tres votos por una foto. Ha perdido la oportunidad de girar más a la izquierda el presupuesto.

Insistimos en lamentar la política espectáculo, los eslóganes vacíos, las engañifas a los sevillanos, los análisis falsos.

Desde Izquierda Unida, ni nos instalamos en la postura fácil del NO, ni en la de eslóganes falsos, ni en promesas con pies de barro… hacemos política, propuestas para la mayoría social. Parafraseando a mi compañero Alberto Garzón, no pensamos en las próximas elecciones… sino en tantos sevillanos y sevillanas que lo están pasando mal.

Pan. Trabajo. Techo y Dignidad. Trabajo. Honestidad. Competencia… Gente seria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*