Una comisión de evaluación y rendición de cuentas

Intervención en el Pleno Extraordinario sobre la comisión del arbolado

 

Buenas tardes

Lo primero, queremos desde Izquierda Unida reconocer el trabajo de la sociedad civil que, una vez más, demuestra ir por delante de las instituciones. La plataforma ‘Salva tus árboles’, la Red Sevilla por el Clima, Ecologistas en Acción, la Red Ciudadana de Sevilla o la plataforma ‘Sevilla verde’: ejemplos de ciudadanos y ciudadanas que, de forma altruista, dedican su tiempo a velar por nuestro patrimonio verde.

Una conciencia ciudadana en crecimiento, que está echando buenas raíces, que ofrece ricos frutos aunque hoy no se les permita hablar en el Pleno y que durará por mucho tiempo porque no les faltan razones.

El PSOE ha tachado la propuesta que hoy se trae a debate de “teatro”, de “falta de respeto” y de “investigación contra los funcionarios”. El portavoz del gobierno decía que “han actuado y actuarán siempre con total transparencia y con rigor y responsabilidad”.

Transparencia, rigor y responsabilidad. Que buena forma, señor Espadas, de demostrarlo hoy con la votación para poner en marcha esta comisión de investigación.

Hablemos de transparencia, con rigor. El 20 de septiembre caducó el plazo legal para que el gobierno concediera a nuestro Grupo el derecho de acceso a cierta información del pliego de Parques y Jardines, la documentación nos llegó ayer: cinco días fuera de plazo y un día justo antes de este Pleno. ¿Esto es rigor o transparencia, señor Espadas? ¿O simple casualidad?

El 27 de agosto solicitamos el acceso al sistema de información geográfica del arbolado, hoy 26 de septiembre (30 días después, cuando el plazo legal es de 5 días) seguimos sin contestación ni por parte de Alcaldía ni de ningún otro Servicio de este Ayuntamiento. ¿Esto es rigor o transparencia, señor Espadas?

Podría ahora enumerar las iniciativas presentadas en la Comisión de Ruegos, Preguntas e Interpelaciones relativas al mantenimiento del arbolado y de nuestro parques que siguen sin respuesta… y no acabaría.

¿Qué nos queda a la oposición ante esto? ¿Judicializar la cuestión? ¿Ir a la Fiscalía y acogernos a nuestro derecho como concejales para acceder a la información? Vamos a arreglar las cosas en casa, con transparencia, con rigor, con responsabilidad. Por eso nos acogemos al artículo 114 del reglamento orgánico que dice “en el seno de la Corporación Municipal podrán constituirse Comisiones para investigar cualquier asunto que se entienda merece la especial atención municipal”, sin que eso implique ni un teatro, ni una falta de respeto y, mucho menos, ir contra nadie.

La Ley de Participación Ciudadana de Andalucía recoge entre sus principios el de la rendición de cuentas “en cuya virtud podrá realizarse evaluación por la ciudadanía de la gestión de las políticas públicas”. Y este es el objetivo, llamémoslo comisión de evaluación y rendición de cuentas si quieren, si lo de “investigación” le da cierta urticaria.

Y señores y señoras del gobierno, por mucho que ustedes lo repitan, transparencia no ha habido. ¿Por qué creen que se montó todo el guirigay del Pumarejo? ¿Por qué esa respuesta en la avenida de Cádiz? Precisamente porque no hubo la información previa necesaria ni la participación que se merecen los vecinos y vecinas.

Esta Comisión de Evaluación y Rendición de Cuentas propone analizar y evaluar la implementación del Plan de Gestión del Arbolado Urbano de Sevilla que se aprobó en octubre de 2015, queremos estudiar de forma individualizada los apeos que se han hecho y ahondar en las causas del desgraciado accidente del Real Alcázar.

¿Es esto teatro? ¿Falta de respeto? ¿Ir contra los funcionarios? Ante un gobierno que no rinde cuentas, que no es capaz de demostrar lo que ha hecho y lo que no ha hecho de lo planificado en octubre de 2015, ¿qué hay de malo en evaluarlo?

¿Qué pasó con el Sistema de Información Geográfica del Arbolado? ¿Qué pasó con la identificación del arbolado singular de esta ciudad? ¿Qué se ha hecho de aquel estudio prometido para conocer qué especies son mejores para la ciudad? ¿O esos millones de árboles que ahora han prometido van a plantarlo al tun-tun?

¿Qué se ha hecho desde 2015 con los árboles que estaban en nivel de riesgo 3 para que no lleguen al 4? Esta pregunta es, quizás, una de las más interesantes. Si todo se reduce al riesgo: ¿qué se ha hecho para minimizar el riesgo?

¿Qué pasa con los medios propios? ¿Qué pasa con la falta de personal? ¿Qué pasa con las peticiones vecinales? Pero no sólo es cuestión de vacantes, ¿qué pasa con las carretillas de la Exposición del 29 que siguen usándose en los viveros? ¿Qué pasa con esas furgonetas sin suelo y esos talleres sin techo?

Son muchas las preguntas que podrían hacerse de salir adelante esta Comisión de Evaluación y Rendición de Cuentas. Asuma su responsabilidad, señor Espadas. Abra las ventanas, con cuidado, no se le vaya a colar alguna rama, pero abra las ventanas. Esto no es la Inquisición ni un auto de fe, no vamos a quemar a nadie en la plaza de San Francisco… aunque con tanta tala, leña hay. Afronte esta cuestión desde la transparencia, el rigor y la responsabilidad, vamos a buscar soluciones entre todas, vamos a concretar mejoras para el futuro.

No tema, señor Espadas. Aunque usted sea bético, yo puedo entender que el verde le repele. Al menos el verde natural, el verde sintético, el del césped artificial en los parterres, ya sé que ese sí le gusta.

Y es que su escaso compromiso por lo verde, por mucha presidencia que también tenga en la FEMP, ha supuesto que la Capitalidad Verde Europea se esfume. Y se nota en lo global, pero también se nota en lo concreto y en lo pequeño. ¿O no se acuerdo del proyecto original de la calle Amor de Dios? ¿Os es que acaso no recuerda que el proyecto original de Carrión Mejías tenía cero alcorques? ¿Os es que acaso no ha visto los naranjitos mustios en la Macarena? ¿O el tronco torcido en San Román? ¿O el proyecto inhumano que tienen preparado para la calle Adriano?

Con este curriculum… ¿saca usted pecho de alcalde verde? Con un  Plan de Acción para la Energía Sostenible y el Clima cuestionado por todos los sectores de la ciudad, desde ecologistas, sindicatos, colegios profesionales, vecinos… hasta Cáritas Diocesana. Con este bagaje, ¿no se le caen los palos del sombrajo?

Desde el PSOE llevan meses cavando una trinchera, pone a los funcionarios como sacos para amortiguar, pero se equivocan. Esto no va contra nadie, esto va por la ciudad, por su patrimonio verde, por esa sociedad civil que pide respuestas, que pide transparencia y participación en la gestión de nuestros recursos.

Aquí no hay bandos de unos contra otros. Compañeros y compañeras del PSOE, saquen la cabeza de debajo de la tierra, abandonen la técnica del avestruz.

Aquí sólo hay dos bandos: el de la transparencia o el del oscurantismo. En este caso, Izquierda Unida, Participa y Ciudadanos lo tenemos claro. ¿Dónde se sitúan ustedes, concejales del Partido Popular? ¿Y el gobierno de la transparencia, el rigor y la responsabilidad dónde se sitúa?

¿Habrá pacto de silencio entre los dos grandes partidos en el día de hoy? ¿Qué pegas ponen a conocer la ejecución del Plan de Gestión del Arbolado Urbano? ¿Qué temor hay a conocer las deficiencias del Servicio para poder arreglarlas? ¿Qué miedo hay a que la gente sepa, a que la gente conozca?

Insisto, cuestión de transparencia. Sean valientes. Hagan caso a Virgilio, con aquello de que la fortuna favorece a los audaces.

Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.