A Espadas rogando y con el mazo dando

Recientemente el ‘nuevo’ portavoz del Partido Popular criticó varias modificaciones presupuestarias.

Todo dentro de la normalidad oposición-gobierno si no fuera, en primer lugar, porque esas modificaciones presupuestarias fueron aprobadas gracias al voto del PP.

No es la primera vez que el PP o Ciudadanos ponen el grito en el cielo por algo que es consecuencia de un asunto que previamente ellos mismos permitieron o dejaron pasar en el Pleno con su voto a favor o su abstención.

Sobre las modificaciones presupuestarias en cuestión, sólo Izquierda Unida votó en contra por las formas y por el fondo. No es de recibo que se llevara al Pleno una macro-modificación y que se tuviera que votar todo en conjunto. Nosotros podríamos estar de acuerdo en que se hiciera un parque infantil en Sevilla Este, por ejemplo, pero no en que fondos destinados a planes de empleo acabaran gastándose en otros menesteres.

No es la primera vez que esto pasa en el Pleno y ya habíamos advertido al gobierno con que esas no eran las formas de actuar cuando se está en minoría, por eso votamos en contra. También es cierto que otros grupos llevaban tiempo criticando estas formas, pero a la hora de la verdad no cambiaron el voto… repentinos ataques de responsabilidad que lo único que provocan es que el PSOE siga cómodo en su irresponsabilidad.

Pero el caso que nos ocupa tiene más matices y es que el desvío de fondos de empleo para otros gastos tenía, entre esos otros menesteres, el propósito de subir el sueldo a cinco concejales: a cuatro del Partido Popular y a uno de Ciudadanos.

No sabemos quiénes son los cinco compañeros de Corporación que han visto aumentadas sus nóminas, pero está claro que todo no vale en política.

Hace falta más coherencia y rigor. No se puede estar vapuleando al gobierno de forma sistemática para quedar bien en los medios de comunicación y dar la sensación de que se está liderando algo y después ser partícipe con tus votos en el día a día de esas políticas que tanto criticas.

Tampoco se puede pretender liderar la regeneración política y autoproclamarse líder de la oposición cuando le suben el sueldo a uno de los tuyos de tapadillo y estás loco por colarte en la foto junto al delegado de turno.

En fin, que cada palo aguante su vela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*