Ordenanzas Fiscales 2018: comodidad, irresponsabilidad, cobardía y engaño

Si unas ordenanzas fiscales se pudieran definir con una palabra, el resumen de las que tenemos por delante podría ser el de un engaño.

Aunque se venda que la bajada del IBI sirve para la recuperación económica de las familias, la realidad es muy distinta. Lo primero sería preguntarse, ¿a qué familias se va a beneficiar con esta medida?

Pues bien, según el propio informe del Coordinador General de Hacienda, la reducción del IBI beneficia al 25% de la población con más patrimonio y, en cambio, para el 75% de los sevillanos y sevillanas únicamente va a suponer un ahorro de cinco a diez euros al año. ¿Se recupera la economía de una familia con 5 o 10 euros al año?

Dará para cuatro cafés, para unos cuantos paquetes de pipas… y para poco más. Por lo tanto, el engaño no sólo radica en que el coche que nos íbamos a poder comprar y que nos  prometieron no es tal, sino también en el hecho de que el PSOE se sume al falso discurso de que bajar impuestos es bueno de por sí, sin plantearse a quién se le baja y a quién se le sube.

Otra palabra que le vendría bien al proyecto de ordenanzas es la de cobardía. Cobardía de un gobierno municipal que retira, en el último momento, sus propuestas para que la oposición no pueda hacer enmiendas.

El gobierno ha retirado 6 ordenanzas fiscales, lo que conlleva tirar a la basura 75 enmiendas de la oposición, el 63’55% de la totalidad. Por tanto, estamos ante un auténtico ejercicio de cobardía y de falta de respeto al trabajo de la oposición. Después, señor alcalde, seguirá diciendo por ahí que la oposición no es constructiva y que no pone propuestas sobre la mesa.

Desde Izquierda Unida hemos presentado varias enmiendas para que tanto la tasa de basuras como la tasa de vados o parkings sean progresivas. Ustedes se han negado a debatirlo. Hemos propuesto también, igual que el año pasado, que se acabe con la estafa actual de la zona azul y empiece a cobrarse por el tiempo real de estacionamiento. Ustedes también se han negado a debatirlo.

¿Qué propuestas de IU pueden salir adelante?:

  • Que se reduzca la bonificación del sello a los coches antiguos, dado que son los más contaminantes.
  • Que las tasas por conversión de taxis sean progresivas, de modo que se pague en función de los años en los que se ha dado servicio y se bonifique a los taxis si cambian sus vehículos por otros menos contaminantes. Pese a estos avances, señor Espadas, queda mucho por hacer para ser capital verde.
  • Y que no se aplique la subida de las tasas de la Feria de Abril a aquellas casetas que son de acceso público. El PSOE prefirió que el debate sobre la Feria se quedara en si había que ampliarla o no un día. Desde IU entendemos que los problemas de la Feria de Abril son otros y que hay que empezar a tomar medidas para caminar hacia una fiesta más abierta e inclusiva.

Buscando más definiciones para este proyecto de ordenanzas fiscales, otra que encaja a la perfección es la de irresponsabilidad. Irresponsabilidad por dos partes: una por jugar con los ingresos de la capital de Andalucía en un mercadeo político y, otra, por no reconocer que se ha llegado donde estamos por los actos del propio gobierno.

Sí, están jugando con los ingresos de la ciudad por oportunismo político (como ha denunciado el propio Consejo Económico y Social) y sin evaluar los posibles efectos.

Normalmente, el gobierno ante cualquier impedimento le echa la culpa (que se me permita la expresión) a la Intervención del Ayuntamiento… ¿Y qué dice el informe del interventor ante estas ordenanzas fiscales? Primero, que “no favorecen la recuperación del equilibrio en el remanente de tesorería”. Segundo, que, dada la necesidad de mayores gastos para el año que viene por los incrementos en el capítulo de personal y por sentencias judiciales pendientes, “afectarán en mayor medida” al resto del presupuesto. Y, tercero, que este cambio en el IBI “extenderá sus efectos indefinidamente hacia el futuro” a cuenta de la regla de gasto.

Esto también lo podemos leer en el informe de su propio Coordinador General de Hacienda (el que usted ha nombrado, señor Espadas), no lo dice Izquierda Unida: tenemos serias incertidumbres sobre la evolución de ingresos para el año que viene y no hay justificación técnica para la bajada del IBI. En definitiva, están jugando con fuego.

Todo esto lo resumía el propio alcalde en un reciente desayuno informativo y le cito textualmente: “No vale hacernos trampas al solitario. La Ley, que aunque no nos guste tenemos que cumplir, dice que si bajamos ingresos, bajamos techo de gasto y, por tanto, ese elemento es capital a la hora de poder tener capacidad para hacer cosas. Aunque tuviéramos dinero, por vender patrimonio, por endeudarnos o porque el Estado o la Junta realizaran más transferencias: si bajamos nuestros ingresos, perdemos capacidad de invertir en resolver problemas de los ciudadanos”.

Y usted, señor Espadas, es el único responsable de esto. En el último Pleno dijo que IU tenía la culpa de la bajada del IBI por no haber pactado los presupuestos de 2017, y yo le pregunto… ¿quiénes son los responsables de que no se ejecutaran nuestras enmiendas en los presupuestos de 2016? ¿Izquierda Unida o su gobierno? ¿Quiénes son los responsables de que nuestras enmiendas para 2017 que se aprobaron no se recogiesen finalmente en el proyecto de presupuestos? ¿Izquierda Unida o su gobierno?

Si usted pretendía que le diéramos un cheque en blanco, estaba muy equivocado. Los incumplimientos, que vienen desde la investidura, no son responsabilidad de IU… sino de usted y de su gobierno

Por lo tanto, señor Espadas, no se esconda. No maree con si fue primero el huevo o la gallina y asuma su responsabilidad, su responsabilidad de estar más cómodo con la derecha.

Y sí, comodidad puede ser otra palabra que sintetice estas ordenanzas fiscales, e incluso el giro de su gobierno en el último año. Usted y su partido se sienten más cómodos con la derecha: y no lo digo porque el PSOE se abstuviera para que Rajoy fuera presidente, porque no votara a favor de la derogación de la Ley Montoro, porque Iceta se haga selfies con el PP de Cataluña o porque Susana Díaz hipoteque los presupuestos andaluces para volver a beneficiar a una minoría. Que todo esto es verdad, pero no es por eso.

Usted se siente más cómodo con un grupo que le exige un autobús a Sevilla Este que con otro que le plantea en cada una de las propuestas la realidad de esta ciudad y que destapa las vergüenzas de su gestión: desahucios sin respuestas, políticas de empleo fallidas, privatizaciones, precariedad laboral, colas en las UTS… Esa realidad existe, señor Espadas, pese a que le empañen las grandes cifras y los rankings del turismo.

Y señor alcalde, con esa comodidad, con esa irresponsabilidad, con esa cobardía, con ese engaño y con este proyecto de ordenanzas “perdemos capacidad de invertir en resolver problemas de los ciudadanos”. Y no lo dice Izquierda Unida, lo ha dicho usted mismo.

Por lo tanto, váyase ahora a Los Pajaritos, Amate y Polígono Sur, los tres barrios más pobres de España, y dígale a los vecinos que vamos a perder capacidad para resolver sus problemas. Váyase a los centros deportivos que están esperando inversión y dígales a sus usuarios que vamos a perder capacidad para resolver sus problemas. Váyase a cualquier centro de trabajo de este Ayuntamiento y dígale a los empleados públicos que vamos a perder capacidad para resolver sus problemas.

Estamos ante un retroceso en política fiscal, los avances en progresividad y aspectos sociales de los dos últimos años se los funden hoy de un plumazo, lastran los presupuestos del año que viene, lastran posibles acuerdos y, sobre todo y lo más importante, lastran a la propia ciudad.

Seguirán afirmando que gobierna mirando a la izquierda, que Participa e IU somos sus grupos políticos preferentes pero, como le venimos diciendo desde hace tiempo, ya es el momento de los hechos y no de las palabras

Ya no es hora de siembra, sino de cosecha… y le digo, si me permiten una cita bíblica para terminar, “guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*