Plan Estratégico 2030: un buen documento con un gobierno (por ahora) sin credibilidad

Intervención en el Pleno de aprobación del Plan Estratégico

Desde el primer momento, desde Izquierda Unida hemos compartido la necesidad de tener una planificación estratégica, hemos mostrado el compromiso de nuestra formación en las diferentes comisiones ejecutivas y grupos de trabajo del Plan Estratégico.

Lamentamos que haya grupos en este Pleno que hagan de la labor de tanta gente, de un consenso trabajado durante meses, un arma arrojadiza en tiempos preelectorales. Por eso, pese a las deficiencias, desde Izquierda Unida votaremos que sí y vemos además muy necesario que pase por este Pleno.

El proceso, que empezó con algunas carencias y con un documento bastante cojo, ha ido mejorando y enriqueciéndose con las aportaciones de las diferentes entidades e instituciones, a las que desde aquí también felicitamos por el trabajo.

Aún recuerdo el primer borrador en el que ni se hablaba de pobreza ni de desigualdad: cuando es el principal problema de esta ciudad y el primero de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de los que tanto hace gala el gobierno.

Desde IU entendemos que la brecha social no se puede tratar como un compartimento estanco sino que debe impregnar todos los campos de la planificación estratégica  porque, al final, a las personas más vulnerables cualquier otra cuestión les afecta más: les afecta más los problemas de movilidad, les afecta más el cambio climático, o la falta de equipamientos…

Se habla también de gobernanza y de participación ciudadana pero hay que incidir en que el Plan Estratégico Sevilla 2030 no ha contado con una verdadera participación ciudadana, no hemos sido capaces de que este documento salga de los agentes sociales y las instituciones y vaya más allá.

Pongo un ejemplo, el otro día (en esta ciudad que presume de ser universitaria) nos reuníamos con los representantes de los estudiantes de la Universidad de Sevilla y de la Pablo de Olavide y ni habían escuchado hablar del tema: hacemos una planificación hasta 2030 sin contar con la generación que tendrá que ser protagonista en ese 2030. Sabe el alcalde que hicimos hincapié en la necesidad de implicar a la juventud en este proceso… y ahí se ha quedado corto.

Hemos incidido en que era fundamental tener una visión metropolitana para atajar todas las estrategias, nos parece fundamental que se hable del establecimiento de foros permanentes de cooperación entre los municipios del área metropolitana… algo que, en este mandato, ha brillado por su ausencia y que Sevilla debe liderar como capital que es.

Como ven: una de cal y otra de arena. Porque aún estando de acuerdo con la necesidad de este Plan Estratégico Sevilla 2030, no podemos negar nuestro asombro con que aquí se saque pecho de un Plan de Movilidad Urbana Sostenible que sigue sin existir, de unos Planes Integrales que están infradotados, de un seguimiento del PGOU y de unas mesas sectoriales, que han existido pero cuyas conclusiones siguen en un cajón; o de un Plan de Acción por el Clima y la Energía Sostenible que, a todas luces, es insuficiente.

En definitiva, estamos ante un buen documento pero con un gobierno sin credibilidad para ponerlo en marcha.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.