¿Qué pasó en el Pleno de Ordenanzas Fiscales?

Nos guste o no, lo que pasa durante los Plenos en el Salón Colón del ayuntamiento es ajeno a la mayoría de la sociedad, los diferentes grupos municipales entramos en rifirrafes (la mayoría de las veces) que no tienen nada que ver con las preocupaciones diarias de los sevillanos y sevillanas… cosas del parlamentarismo en chiquitito.

Si normalmente es un lio el Pleno, sin una mayoría clara, puntos del gobierno, mociones, enmiendas, enmiendas a las enmiendas y transaccionales in voce para sufrimiento de los funcionarios de Actas, el Pleno de Ordenanzas Fiscales seguramente es más lioso aún.

Una vez que los grupos exponen su posición a nivel general (aquí puedes ver nuestro discurso), se entra a votar cada una de las tropecientas enmiendas que hay y luego se pasa a votar las ordenanzas con las enmiendas que han sido aceptadas.

En la Ordenanza de Medidas de Solidaridad (la que recoge el conjunto de bonificaciones y ayudas) se aprobaron varias de nuestras enmiendas: la creación de un censo de beneficiarios para facilitar la concesión de ayudas de un año para otro (con el voto en contra del PSOE), la regulación de las ayudas al IBI para familias con pocos ingresos para que ya no haya excusas para su aplicación (aún hay 200.000 euros en el presupuesto para esta materia sin ejecutar), las bonificaciones a familias con necesidad en los precios veterinarios y el impulso a las energías limpias (con un incremento de las tasas que pagan las suministradoras de energías sucias y bonificando las tasas de aquellas cuya energía es de origen 100% renovable).

En las tasas del cementerio, gracias a Izquierda Unida se han conseguido congelar los precios de las incineraciones.

En TUSSAM se ha conseguido congelar el billete univiaje, recoger las propuestas del MAE (Movimiento de Acción Estudiantil) para el bonobús universitario, que la tarjeta mensual del aeropuerto valga para el resto de líneas y que se regulen en la ordenanza los bonobuses solidario, social y joven para garantizarlos, de esta forma, como un derecho.

sevilla-venuesEn cuanto al uso privativo del espacio público, se han incrementado las tasas de las sillas de Semana Santa para que haya una mayor proporcionalidad entre tasa y precio final, se ha recogido la exención de la tasa para entidades sin ánimo de lucro y que se cobre por todos los espacios públicos que se usen de forma privada y que el Ayuntamiento oferta desde el Consorcio de Turismo: Plaza de España, Puerta de Jerez, Alameda, Monasterio de San Jerónimo…

En el caso de las tasas de la Gerencia de Urbanismo, conseguimos que se aprobara (por unanimidad) que sí se devolviera la tasa en el caso de denegación de la licencia tal y como se hacía hasta el momento.

En la ordenanza de documentos de urbanismo, desde Izquierda Unida proponíamos eliminar la tasa por ocupación de vivienda y contratación de suministros. La enmienda salió adelante pero el PSOE finalmente votó en contra de la ordenanza en su conjunto. No aprobándose, por tanto, su propia ordenanza por lo que se prorrogará la del año pasado.

zona-azulEsta ‘extraña’ estrategia (tumbar tus propias ordenanzas para que no salgan adelante con las enmiendas que ha querido la oposición) también la practicaron en el caso de la ordenanza de la zona azul. En ésta proponíamos que se cobrara por el tiempo real de estacionamiento (una tarifa al minuto) y que existiera la posibilidad de devolución del dinero, así como que se regularan los grupos homogéneos para que las bonificaciones fueran efectivas de verdad. A todas estas enmiendas el PSOE se abstuve (dejándolas pasar y, por lo tanto, se aprobaron), pero a la hora de votar el conjunto de la ordenanza los socialistas votaron en contra y los populares se abstuvieron, lo que provocó que la ordenanza (con las enmiendas aprobadas incorporadas) no se aprobara.

Además, al no aprobarse la ordenanza y prorrogarse la del año pasado, los cambios anunciados por Espadas en la regulación de la zona azul de Bami tampoco se podrán poner en marcha.

La aritmética del Pleno dio lugar a diferentes situaciones: ordenanzas que únicamente contaron con el voto a favor de Izquierda Unida y Participa Sevilla (por lo que no se aprobaron) u ordenanzas que se aprobaron gracias al Partido Popular porque el resto de la oposición votó en contra, como es el caso del IMD.

¿A qué juega el PSOE? ¿Nos tilda a nosotros de irresponsables cuando son ellos los que tumban sus propias ordenanzas?

Juan Espadas, más allá de hablar de Ada Colau o del futuro del Partido Comunista (que fueron sus argumentos en la última réplica), tiene que dar una explicación. Y no vale acogerse a informes de intervención firmados ni 24 horas antes del Pleno… ¿se ha sentado a negociar? ¿se ha parado a buscar soluciones para que las propuestas del Pleno salieran adelante? Mucho me temo que no y que, como dijimos en nuestra intervención, el alcalde sigue pecando de conformismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*