El dragado o el día de la marmota

dragado

Esto es el día de la marmota… cada 25 años desde hace más de dos siglos se crea una alarma con que el puerto agoniza y que es necesario acometer la “operación X” para afrontar la amenaza de colapso y garantizar el futuro del Puerto. Ahora ha tocado el dragado del Guadalquivir…

El Tribunal Supremo ha declarado la nulidad de dicho dragado por ser nocivo para Doñana, al tiempo que insta a las administraciones públicas a “acatar” este fallo judicial y a “no generar más falsas expectativas” en torno. Aún así, el Partido Popular presentó una moción el pasado pleno para crear una mesa y “defender el dragado ante las instituciones”, dicho de otra forma, para seguir generando falsas expectativas.

El Tribunal Supremo coincide con los expertos de la Comisión Científica en que el dragado de profundización resulta incompatible actualmente con la conservación del estuario y de Doñana. Ante esta realidad, poco más se puede añadir u objetar.

Esta sentencia viene a zanjar por ahora el debate público sobre el dragado, por mucho que algunos se empeñen aún en negar la evidencia de los hechos. Pedimos desde Izquierda Unida sensatez y cordura a los grupos políticos y a las instituciones públicas, una vez que ya está bastante claro que el dragado del Guadalquivir ahora mismo es inviable.

En este tema lo importante son las condiciones medioambientales, que se garantice al 100% la seguridad medioambiental del conjunto del río… mientras tanto, no hay tu tía. Y por eso no caben ni mesas de negociación, ni consultas populares… ni es una decisión que pueda tomar este Ayuntamiento de forma unilateral. Dejemos de marear la perdiz.

Por eso, todo lo que sea restar importancia a la sentencia e insistir en que nada ha cambiado supone un ejercicio de irresponsabilidad, que sólo va a servir para confundir a la ciudadanía y para alimentar falsas expectativas en la población.

Y la gente ya está cansada de venta de humo, de falsos titulares, de promesas de creación de empleo… seamos serios.

A pesar de todo, la abstención del grupo socialista hizo que la moción saliera adelante… así que el Ayuntamiento de Sevilla tendrá su propia mesa para defender algo que, actualmente, es inviable. Una marmota hiberna en el Salón Colón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*