#YoApostato

Tras la polémica del joven transexual gaditano al que impidieron ser padrino de su sobrino, se ha realizado una campaña en las redes sociales llamando a la apostasía con el HT #YoApostato.

Valga esta entrada (resumen de una de mi blog anterior) para aportar mi granito de arena a las personas que quieran apostatar en la ciudad de Sevilla.

¿Porqué en la ciudad de Sevilla?

Pues porque cada Archidiócesis es un mundo y actúa como le plazca… Así que tuviste que ser bautizado en Sevilla, seguramente en otros sitios sea parecido… sólo tienes que llamar al Arzobispado, dar con alguien simpático y que te expliquen.

Antes de comenzar podéis echarle un ojo a la Nota Informativa sobre el Abandono de la Iglesia Católica o Apostasia, remitido por el Arzobispado de Sevilla, donde se recoge a grandes rasgos:

  • Que se debe ser mayor de edad y estar libre de coacción por parte de personas o grupos.
  • Que se debe hacer por escrito, presentando la documentación que me identifique.
  • En la segunda página del documento se redactan las “consecuencias canónicas” de la apostasía. Sobra decir que arderás en los infiernos por los siglos de los siglos…

¿Qué documentación necesito?

  • Fotocopia del DNI
  • Partida de bautismo que no tenga más de tres meses de antigüedad desde su expedición.
  • Carta de petición

¿Dónde conseguir la partida de bautismo?

  • La tienes que pedir en la parroquia donde te hayas bautizado. En mi caso fue en la Parroquia del Sagrario, me la dieron en ese mismo momento y costó 10 €.

¿Cómo entregar la documentación?

  • Aunque la puedes enviar por burofax, te recomiendo que lo hagas en persona. Llama al Departamento de Asuntos Jurídicos del Arzobispado (954 505 505 y cuando te pidan la extensión es la 761). Quien te debe recoger la documentación es un tal Patricio Gómez o un tal Isacio Salguero, que son los notarios de allí. Así que concreta una cita con ellos para poder darles la documentación.
  • Lleva dos copias de la documentación para que te sellen una en el registro de entrada.

Y una vez entregada la documentación, ¿qué?

  • Te citaran el primer día hábil del siguiente mes (sólo hacen apostasías un día al mes, al parecer).
  • El día que te citen se dará lectura de un acta (ver ejemplo) y sólo tendrás que firmarla.
  • Oficialmente, ya eres un apóstata.

¿Y la Ley de Protección de Datos?

Los libros de la Iglesia se rigen por una ley divina, así que las leyes de los mortales no se les aplica… por ese camino no hay nada que hacer. (La Iglesia podrá seguir ignorando a los apóstatas – EL PAIS 20/03/11)

Os dejo aquí una copia de la carta que presenté junto a la documentación. Suerte!

Muy señor mío:

Quien suscribe este escrito, cuyos datos completos constan al final de este documento, mayor de edad y en pleno usos de sus facultades y derechos, comparece ante usted a través de este medio a fin de manifestar lo que es su voluntad lejos de cualquier tipo de coacción por parte de personas o grupos.

Como reza en la carta que el Arzobispado de Sevilla me remitió el 27 de septiembre de 2007, la Iglesia Católica reconoce el derecho a la libertad religiosa y pese a que el bautismo es un sacramento que ni puede reiterarse ni eliminarse, toda persona tiene derecho a que se respete su libertad de conciencia, y por ello, como fui bautizado al poco de nacer por una decisión familiar sin contar con mi aceptación y no deseo continuar en la Iglesia Católica, pido a ésta el reconocimiento documentado de mi decisión de abandono de la misma y la inclusión de la respectiva nota marginal en mi partida de bautismo. Así como la eliminación de mis datos del registro de la Parroquia del Sagrario donde fui bautizado y de la Archidiócesis de Sevilla.

Para que se cumpla con mi petición, y siguiendo las directrices dadas desde el Departamento de Asunto Jurídicos de la Archidiócesis de Sevilla, adjunto una partida de bautismo y una fotocopia del Documento Nacional de Identidad a fin de que pueda ser verificada la autenticidad de la firma y la identidad del compareciente.

Se presenta este documento el 27 de enero de 2012 en el Arzobispado de Sevilla

Atentamente,

NOMBRE y FIRMA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*