La transparencia de Espadas: un ejemplo práctico

En el Pleno del mes de enero, a través de una moción conjunta con Participa Sevilla y gracias al trabajo de la sección sindical de la CGT, denunciamos la privatización encubierta del Servicio de Empleo que suponía la contratación de asistencias técnicas externas.

Pero esto es el día a día de este Ayuntamiento y es que, con la excusa de la falta de personal, se está produciendo una avalancha en determinados servicios de contrataciones de asistencias técnicas externas. Éstas además se hacen con plazos extremadamente cortos, y con pliegos que para los mismos importes no tienen coordinación ninguna en cuanto a requisitos y solvencias, entre unos servicios y otros. Un ejemplo concreto lo vemos en el Área de Economía, que ha ofertado 6 pliegos para 6 estudios diferentes, en menos de 1,5 meses y con 7 días de plazo para presentar ofertas en fechas que incluso suponían hasta 4 días festivos.

Más allá de esta moción y la denuncia de la privatización del día a día de la administración pública, presentamos varios escritos a la Comisión de Ruegos, Preguntas e Interpelaciones (uno de los mecanismos que tenemos desde la oposición para obtener información del gobierno) para conocer los resultados de diversas asistencias técnicas que se habían adjudicado ya hace unos meses.

Solicitábamos copia del trabajo resultante de esos estudios, es decir, queríamos conocer las conclusiones de esas adjudicaciones. En concreto, cinco estudios (diagnósticos, consultorias, concursos de ideas…)  valorados en más de 83.000 euros con los siguientes títulos:

  • Diagnóstico de la situación de la cultura preventiva en las empresas y entidades de economía social de la ciudad de Sevilla, adjudicado por 16.200 euros.
  • Consultoría para puesta en funcionamiento de un Observatorio de Innovación Social, cláusulas sociales en la contratación pública y compras públicas éticas e innovadoras, adjudicado por 17.204’51 euros.
  • Estudio de viabilidad y realización de un Foro de carácter periódico, sobre Economía e Innovación Social y celebración de la primera edición en la ciudad de Sevilla, adjudicado por 18.089’50 euros.
  • Estudio de viabilidad sobre propuesta de implementación de una “moneda social pública de carácter local” en el Distrito Cerro Amate, adjudicado por 17.953’98 euros.
  • Estudio de concurso de ideas de creación de aplicación web y móviles sobre cultura preventiva de las PYMES, trabajadores autónomos y la ciudadanía de Sevilla, adjudicado por 14.271’50 euros.

Con esta práctica, no tenemos en marcha ni la moneda social, ni el observatorio, ni la aplicación web… lo que si tenemos es un precioso dinero público gastado en estudios y consultorías.

La sorpresa llega con la respuesta del Área de Bienestar Social y Empleo (que se puede leer aquí), firmada por el propio delegado Juan Manuel Flores (¿habrá leído la respuesta antes de firmarla?) en la que se nos deniega dicha información aludiendo a dos cuestiones.

En primer lugar, que la información que pedimos “no es de acceso directo” y que por tanto hay que solicitarla… ¿Es que acaso con los escritos presentados ante la Comisión no estábamos solicitando la información?

Y en segundo lugar, que no ofrecemos “razones concretas y específicas que justifiquen el acceso a esa documentación” en relación a las funciones que tenemos como concejales… ¿Es que acaso conocer en qué se ha gastado el dinero público no es una razón concreta y una función de un concejal?

Por último, se nos dice que tenemos que volver a solicitar la información (pidiendo autorización al Alcalde), expresando las razones concretas que justifican nuestra curiosidad, y se nos dará cita para ver los trabajos…. pero que nos vayamos olvidando de tener copias de los mismos.

Extracto de la respuesta del Ayuntamiento (Se puede descargar completa aquí)

Tras esto, ¿quién se atrevería a decir que acabamos de aprobar una Ordenanza de Transparencia y Acceso a la Información en el Ayuntamiento de Sevilla?

La verdad es que el Gobierno Municipal fácil no lo está poniendo. Pero bueno… hemos hecho, de nuevo, otro escrito solicitando el acceso a esa información y a ver si esta vez tenemos un poco más de éxito (la carta enviada al Alcalde se puede leer aquí).

Aún así me parecía interesante hacer público este ejemplo práctico en el blog… sobre todo teniendo en cuenta que dos de los estudios que hemos solicitado han sido adjudicados a la Fundación Escuela Andaluza de Economía, hecho que recientemente apareció en los medios de comunicación como algo “poco ético”.

¿Tendrá algo que ver la falta de transparencia con eso? Si no es así… ¡maldita coincidencia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*