Y una vez firmado… ¡a cumplir!

declaracion-paris-cifrasEl pasado mes de octubre se aprobó una moción por unanimidad para adherirse a la Declaración de París, una declaración que fija para las grandes ciudades los objetivos 90-90-90 en la lucha contra el SIDA y pretende impulsar políticas públicas desde lo municipal destinadas a lograr que en 2020 se cumplan tres objetivos:

  • Que el 90% de las personas que viven con el VIH conozca su estado serológico.
  • Que el 90% de quienes conocen su estado serológico positivo reciba un tratamiento.
  • Que el 90% de las personas en tratamiento logre suprimir la carga viral.

vihEl delegado de Bienestar Social y Empleo apostó en su momento porque no se quedara en una mera declaración de intenciones, sino que desde el Ayuntamiento se impulsaran “medidas para facilitar el acceso a los servicios de tratamiento, detección y prevención en colaboración con entidades como Adhara”. A pesar de estos compromisos, en el anteproyecto de presupuesto no se recogió ninguna cantidad específica para tal fin. Gracias a varias enmiendas de Izquierda Unida en los presupuestos, tal y como ha reconocido el propio alcalde, se incluyeron diversas partidas económicas para poner en marcha esas medidas comprometidas. Unas cantidades insuficientes para tan titánico objetivo, por supuesto, pero que por primera vez aparecían en el presupuesto municipal.

Desde octubre hasta el presente mes de mayo poco se ha hecho esperando la firma del alcalde… pero la firma llegó y ahora toca cumplir.

Esta cuestión de la lucha contra el VIH es proclive a quedarse en meras declaraciones y buenas intenciones, mucho lazo rojo el 1 de diciembre… pero luego, pocos hechos concretos. Tal y como dice la Declaración, “las ciudades pueden adoptar medidas locales que tengan una repercusión mundial. Al aprovechar nuestro alcance, infraestructura y capacidad humana, las ciudades crearán un futuro más equitativo, incluyente, próspero y sostenible para todos los ciudadanos, sin importar su sexo, edad, situación económica o social u orientación sexual”.

declaracion-de-paris
Momento de la firma de la Declaración de París por parte del alcalde Juan Espadas

Y de eso se trata, de poner en marcha acciones a nivel local en continuo diálogo con organismos internacionales, que llevan años trabajando este tema, y en colaboración con el tejido asociativo de la ciudad, que cubren las necesidades que se les escapa a las instituciones.

Igual que este tema es dada a los “postureos”, igualmente es dado a los consensos… ¿qué grupo político se iba a oponer en luchar contra el VIH? Pero no podemos olvidar las medidas en dirección contraria que desde el Ministerio se han tomado en los últimos años: recortes del presupuesto para la prevención y atención, la reforma sanitaria que deja en la desprotección a las personas no cubiertas por la Sanidad Pública o el conocido como copago. Desde 2011 hasta la actualidad se ha desmantelado el Plan Nacional contra el Sida dejándolo morir a base de recortes.

La Junta de Andalucía también ha tenido lo suyo y es que, con cierres presupuestarios adelantados y sin compromisos claros, ha puesto puesto en jaque a más de una entidad que trabaja en esta materia. Estas cuestiones, pese al consenso y el “buenrollismo”, no se pueden olvidar.

Igual que no se puede olvidar como algunos medios de comunicación de esta ciudad levantaron la voz de alarma porque el Ayuntamiento se gastaba dinero en lubricantes. O la burda relación de una subida de impuestos con la compra de lubricantes, lubricantes utilizables para sexo anal… ¡la hemos liado! Pero sí, hay relaciones sexuales para todos los gustos. Cuestiones que pensábamos que estaban superadas pero que hicieron que la ciudad saliese en telediarios a nivel nacional.

abc-lubricante

¿Qué pone de manifiesto todo esto? Que queda mucho por hacer, que se hace más necesaria que nunca la educación afectivo-sexual a nuestros menores y que, sí, es necesario que el Ayuntamiento reparta material preventivo.

Celebración de la última Semana Europea de la prueba rápida del VIH
Celebración de la última Semana Europea de la prueba rápida del VIH

Y no quiero terminar esta entrada en el blog sin agradecer a la asociación Adhara su trabajo con esta iniciativa y su labor en un momento en el que la relajación social y el repliegue de las administraciones públicas ha provocado un repunte de la transmisión de enfermedades de transmisión sexual.

Ojala esta vez sea la definitiva y las intenciones, verdaderamente, se conviertan en acciones. Depende de todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*